El oído absoluto en algunas destrezas melódicas
Ana Laucirica Larrinaga

Son pocas las investigaciones relativas a la capacidad perceptivo-cognitiva de los sujetos con oído absoluto (OA), ya que la mayoría de las investigaciones realizadas a éstos han tenido por objeto, precisamente, el análisis de la habilidad propia de los mismos. Sin embargo, en los últimos años se han creado interesantes líneas de investigación que pretenden estudiar los efectos de esta cualidad perceptiva en la práctica musical.

Este artículo presenta la repercusión del OA sobre diferentes destrezas melódicas: la discriminación tonal, la percepción de intervalos, el transporte, y la percepción de estructuras tonales y atonales. Además, describe las posibles ventajas y desventajas de su posesión en la vida profesional de un músico.

Denominamos discriminación tonal a la comparación entre dos sonidos en lo que se refiere a su altura. Diversos estudios sugieren que la discriminación tonal podría estar más relacionada con la vida musical del propio sujeto evaluado que con la posesión o no de OA. Parece razonable pensar que la interpretación musical con un instrumento de afinación no fija o la mera interpretación en grupo de cámara u orquesta favorezca y desarrolle la discriminación tonal. Igualmente ha sido detectada la contribución de la interpretación o la audición cotidiana de música microtonal al desarrollo de esta cualidad.

Respecto a la capacidad para identificar intervalos se observa que, en general, tanto los poseedores de OA como los que carecen de esta habilidad responden favorablemente a la categorización de los intervalos musicales. Sin embargo, se han realizado pruebas de identificación de intervalos que incorporan tareas de discriminación interválica (Miyazaki, 1993; 1995) en las que se ha detectado mayor dificultad en los poseedores de OA frente a personas sin esta habilidad, sobre todo, fuera de la tonalidad de Do mayor. Se dice, además, que la mayoría de las personas procesan el intervalo musical de una forma directa, es decir, haciendo uso de la audición relativa reconocen directamente la relación entre los dos sonidos que componen el intervalo. Levitin (1996) y Miyazaki (1988), no obstante, señalan la dificultad de muchos sujetos con OA para identificar los intervalos de un modo directo.

En nuestro estudio (Laucirica, 1998) detectamos una tendencia generalizada (en personas con OA y sujetos sin esta habilidad) al recurso al procesamiento indirecto, es decir, nombrando los dos sonidos componentes del intervalo, aunque como es razonable no coincidiera con el sonido real en las personas sin OA. También se observó una general mejor puntuación en los intervalos compuestos por sonidos de la escala de Do mayor frente a los procedentes de la escala cromática. Esta diferencia no se percibió en los sujetos con OA no limitados por las alteraciones, aunque sí se produjo en las personas con OA con esta limitación, y en las personas sin OA. Tanto la tendencia al procesamiento indirecto del intervalo musical como la acomodación a la tonalidad de Do mayor las atribuimos a una determinada inclinación en nuestro entorno educativo hacia estos modos de procesamiento y de introducción en el sentido tonal. Salvo escasas excepciones, en nuestras escuelas de música no se trabaja la categorización interválica, nos encontramos en una cultura del "do fijo" y la tonalidad de Do mayor invade la literatura musical de los primeros años de estudio.

De cualquier manera, si parece cierto que los sujetos con OA tienen dificultades para transportar (Ward, 1963b; Miyazaki, 1993, 1995). Es lógico si se defiende la tesis de que estas personas perciben los tonos y no las relaciones tonales, porque al transportar se cambian los primeros manteniéndose las segundas y, en algunos casos, la dificultad podría encontrarse, simplemente, en la diferencia entre los tonos escuchados y los escritos. Consideramos necesarias más pruebas de transporte en sujetos con OA. Debería ser considerada la tipología dentro de esta habilidad, aunque en el caso del transporte parece determinante la práctica musical del sujeto evaluado y el grado de desarrollo de audición relativa con independencia de la audición absoluta.

Encontramos, asimismo resultados contradictorios respecto a la mayor o menor facilidad de los sujetos con OA para la percepción de la música atonal (Barkowsky, 1987; Crutchfield, 1990, citado en Takeuchi y Hulse, 1993; Zielinska y Miklaszewski, 1992). Podría ser que los propios sujetos evaluados tuvieran una experiencia musical previa que facilitara la cognición de estructuras atonales. Además, la posesión de determinados tipos de OA (Laucirica, 1998) podría ser la causa de esta disparidad de resultados. Los sujetos con un OA limitado por las alteraciones con un insuficiente desarrollo de la audición relativa sufrirían carencias en la percepción de mensajes sonoros ajenos a la tonalidad.

Así, se han barajado en los últimos veinte años las posibilidades de que el OA sea una cualidad envidiable y la de que su posesión produzca ciertas desventajas desde el punto de vista musical. Por un lado, siguen realizándose investigaciones para conseguir la cualidad de OA incluso en personas adultas (Nering, 1991) y, por otro, se comienzan a realizar estudios empíricos que demuestran ciertas incapacidades de los sujetos con OA frente a los que carecen de esta habilidad (Miyazaki, 1993, 1995). Radocy y Boyle (1988) piensan que la posesión de OA es algo sorprendente para alguien que no lo posee y puede llegar a ser molesto para las personas con esta cualidad.

Es conocida la facilidad de las personas con OA para la lectura a primera vista, la audición interior, el dictado musical y cualquier actividad que requiera memoria musical, a corto o a largo plazo. También es cierta la llamada "pereza auditiva" que se puede producir en personas con OA cuando no desarrollan adecuadamente la audición relativa, imprescindible para un buen músico. O su incomodidad cuando se escucha o se interpreta música en una afinación ajena a la habitual (La4=440 Hz, nomenclatura norteamericana), tan frecuente en música antigua.

Podemos concluir que, objetivamente, lo ideal en un músico es la posesión de ambas cualidades. El problema que aparece cuando un poseedor de OA tiene dificultades en la audición relativa ha de solucionarse introduciendo a este sujeto en un programa específico de educación musical destinado al desarrollo de la audición relativa.


Referencias bibliográficas

BARKOWSKY, J. J. (1987): An investigation into pitch identification behavior of absolute pitch and relative pitch subjects Michigan: UMI Dissertation Services
LAUCIRICA, A. (1998): Efectos del oído absoluto sobre el procesamiento del intervalo melódico temperado. Tesis no publicada. Facultad de Psicología. Universidad del País Vasco.
LEVITIN, D. J. (1996): Mechanisms of memory for musical attributes Michigan: UMI Dissertation Services
MIYAZAKI, K. (1988): "Musical pitch identification by absolute pitch possessors" en Perception & Psychophysics Vol. 44 nº 6 Pags. 501-512
MIYAZAKI, K. (1993): "Absolute Pitch As an Inability: Identification of Musical Intervals in a Tonal Context" en Music Perception Vol. 11 nº 1 Pags. 55-72
MIYAZAKI, K. (1995): "Perception of relative pitch with different references: Some absolute-pitch listeners can't tell musical interval names" en Perception & Psychophysics Vol. 57 nº 7 Pags. 962-970
NERING, M. E. (1991): A study to determine the effectiveness of the David L. Burge technique for development of perfect pitch Michigan: UMI Dissertation Services
RADOCY, R. E. y BOYLE, J. D. (1988): Psychological Foundations of Musical Behavior (2ª ed.) Springfield, Illinois: Charles C Thomas. Publisher
TAKEUCHI, A. y HULSE, S. H. (1993): "Absolute Pitch" en Psychological Bulletin Vol. 113 nº 2 Pags. 345-361
WARD, W. D. (1963b): "Absolute pitch. Part II" en Sound Vol. 2 nº 4 Pags. 33-41
ZIELINSKA, H. Y MIKLASZEWSKI, K. (1992): "Memorising Two Melodies of Different Style" en Psychology of Music Vol. 20 Pags. 95-111


Ana Laucirica Larrinaga

Euskonews & Media 96.zbk (2000 / 10 / 20-27)


Dohaneko harpidetza | Suscripción gratuita | Abonnement gratuit |
Free subscription


Aurreko Aleak | Números anteriores | Numéros Précedents |
Previous issues


Kredituak | Créditos | Crédits | Credits

Eusko Ikaskuntzaren Web Orria

webmaster@euskonews.com

Copyright © Eusko Ikaskuntza
All rights reserved