Archivo de la categoría: 2016

Eba Gaminde / Irakaslea Deustuko Unibertsitateko Zuzenbide Fakultatean

Eba GamindeGalderak berak erakusten digu aspaldian okerreko bidetik gabiltzala, humanismoa eta zientzia banatu ditugun heinean. Egungo gizakiaren jomuga pertsonalak hirutara laburbildu daitezke: arrakasta profesionala, ospea zein begirunea dakarten giza-harremanak eta kalitateko bizitza ahalbidetzen duten diru-sarrerak. Epe laburreko ikusmira dugu, alegia, berehalakotasuna gailentzen duen denbora-ulerkera, orainaren balioa gurtuz. Jarduera-ardatzak “Ni”a eta “Orain”a dira, profesional edo teknikaririk onena izatea, harago begiratu gabe, ezta gure alboan dagoena ere (edo azpian, igotzean zapaldu dugulako). Zer edo zer aldatu behar da, eta, nire uste apalean, gakoa hezkuntza ereduan dago. Epe laburreko ikusmira berekoi hori hezkuntza ereduaren bitartez aldatzea dagokigu, osoko heziketa edo heziketa integrala eskainiz, hots, jakintza teknikoez landara, balioak eta eduki transbertsalak edo zeharkakoak jorratzen dituen hezkuntza.

Sigue leyendo

Juan Luis de León Azcárate / Profesor Titular de la Facultad de Teología de la Universidad de Deusto

Juan Luis de León Azcárate Relaciones entre Teología (o Religión) y Ciencia

La Sociedad de Estudios Vascos-Eusko Ikaskuntza me ha invitado amablemente a reflexionar sobre la pregunta del título de este artículo.  Agradecido, intentaré responder lo mejor que pueda. Vaya por delante que la pregunta me parece compleja y difícil de responder, al menos para mí, sobre todo porque no soy propiamente un experto en “modelos educativos”. Intentaré hacer una modesta reflexión al respecto desde el ámbito académico que me compete, que es la Teología. De ahí que yo mismo haya añadido a la pregunta el subtítulo de “Relaciones entre Teología (o Religión) y Ciencia”.

Que debiera haber una buena relación entre las humanidades y la ciencia que tuviera su reflejo en un modelo educativo abierto e integrador, nadie debiera dudarlo a estas alturas. La cosa se complica cuando, dentro del apartado de humanidades, incluimos a la religión o, para decirlo más claramente, a las religiones. Más todavía si hablamos de “educación religiosa” confesional en la escuela. Pero no es esta última cuestión sobre la que se me pregunta, de modo que no entraré en ella. Sí lo haré en relación a la cuestión de la religión/religiones como parte integrante de eso que llamamos “humanidades” y su relación con la ciencia.

Sigue leyendo

Almudena Eizaguirre / Directora de la Unidad de Innovación Docente de la Universidad de Deusto

Almudena EizaguirreComenzar respondiendo a la pregunta directamente, supondría admitir la existencia de un divorcio entre las Humanidades y las Ciencias, cuando estas áreas están tan conectadas entre sí como lo están los hemisferios cerebrales. Aunque cada uno de estos desempeña funciones propias (el izquierdo es racional y lógico, y el derecho es intuitivo y creativo), la persona necesita ambos para vivir una vida plena.

Interpreto, por tanto, que a lo que se está apuntado con la pregunta es a la pérdida de peso de las Humanidades en los Planes de Estudio Universitarios. En resumen, las Ciencias serían aplicables al Mercado (“útiles”) y por tanto deberían potenciarse, mientras que las Humanidades no serían aplicables al Mercado (“inútiles”) y por tanto no deberían potenciarse.

Definida la cuestión en estos términos, en las siguientes líneas realizaré una defensa sin ambages de las Humanidades. Presentaré para ello tres puntos: ¿Sirven las Humanidades? ¿Generan valor económico las Humanidades? ¿Qué modelo educativo necesitamos?

Sigue leyendo

Pablo Cobreros / Departamento de Filosofía. Universidad de Navarra

Pablo CobrerosSe trata de una pregunta a la que no es posible responder en unas pocas palabras (y aun muy difícil de responder en muchas). Por este motivo, en lugar de tratar de dar una respuesta, querría solamente compartir dos reflexiones.

Echando un vistazo a las respuestas que están en la web, me ha gustado particularmente la de Koldo Saratxaga, por ser incisiva y breve:

Lograr una educación basada en el respeto y los valores, en una relación colaborativa de libertad y creatividad, conviviendo y compartiendo experiencias apasionantes tanto de humanidades, como de ciencias, como de historia. (http://www.euskonews.com/ug/urteko/2016/koldo-saratxaga)

Sigue leyendo

Eneritz Garro Larrañaga / Mondragon Unibertsitatea-HUHEZI

Eneritz GarroGalderari erantzuten hasita orain urte batzuk irakurritako Morin-en testu bat etorri zitzaidan gogora, zeinetan azpimarratzen den eskolako tradizioak erakutsi digula mundua ideia argi eta bananduekin ezagutzen, konplexua sinple eginez, elkarri lotuak dauden errealitateak banatuz, askotarikoa dena bilduz, gure ulermenerako desordena edota kontraesana suposatzen duen oro kenduz. Eta aldiz, errealitatea nekez uler daiteke horrela: banatua, fragmentatua, isolatua. Askotariko dimentsioak (kulturakoak, finantzazkoak, politikoak, zientifikoak, sozialak, erlijiosoak, ekologikoak…) elkarri lotuak dauden eta elkarrekiko menpekoak diren sasoi hauetan gure ikasleek konplexutasun hori modu kritikoan ulertu behar dutela aldarrikatzen da han eta hemen, eta hori nekez egin daiteke ikasleei errealitatearen ikuspegi partziala ematen bazaie diziplinetatik, pentsatuz euren kabuz bilduko dutela diziplinetatik banatuta eta elkarrekin harremanetan jarri gabe aurkezten zaiena. Egungo informazio-eta datu-oldean (dena dago sarean) eskolak ezin du jarraitu pentsatzen jakintzaren transmisioa bere esku dagoenik, eta geure buruari galdetu beharko diogu ez horrenbeste zer erakutsi, baizik eta nola erakutsi. Eduki curricularrez ari garelarik, badirudi dena erakutsi ezin den honetan erakusten dena sakontasunez erakutsi behar dela, erpin desberdinak azaleratuz, ikuspegi desberdinak kontuan hartuz, loturak eginaraziz…

Sigue leyendo