Archivo de la etiqueta: Español

Fernando Escalante Gonzalbo / Sociólogo

Fernando EscalanteLa pregunta me rebasa. También me inspira curiosidad. No puedo dar una respuesta, ya lo sé, y eso me tranquiliza de alguna manera. No voy a intentarlo. Pero se me antoja darle vueltas a la pregunta. Leo algunas de las respuestas de estos meses anteriores, bastantes, y las encuentro todas sensatas, inteligentes, bien tramadas, como se decía antes: muy puestas en razón. Y verdaderamente, no se me ocurre que pudiera yo añadir nada -salvo que mi retraimiento también tuviese algo de interés.

Me distraigo mirando algunos libros. Casi al azar, abro uno de Santayana. Y en la primera página, esto: “El ser humano está prejuiciado contra sí mismo: cualquier cosa que sea obra de su mente le parece irreal o relativamente insignificante. Sólo nos sentimos satisfechos cuando nos hacemos la ilusión de estar rodeados de objetos y leyes independientes de nuestra naturaleza. Nos hace falta todavía reconocer en la práctica que el gran mundo de la percepción deriva todo su valor de nuestros menospreciados sentimientos. Las cosas son interesantes porque nos ocupamos de ellas, y son importantes porque las necesitamos…” Es verdad, o eso me parece, la necesidad de contar con algo más, fuera de nosotros. No estoy seguro de que sea un defecto.

Sigue leyendo

Julia Urabayen / Profesora Titular de Filosofía. Universidad de Navarra

Julia María UrabayenEn junio de 1658, Blaise Pascal redactaba el que posiblemente es el más famoso de sus pensamientos, ese en el que responde a la pregunta que cada ser humano se ha hecho, se hace y seguramente se hará mientras siga habiendo seres que se llamen o puedan ser llamados humanos; ese que dice en su lengua nativa: “L’homme n’est qu’un roseau, le plus faible de la nature, mais c’est un roseau pensant. Il ne faut pas que l’univers entier s’arme pour l’écraser, une vapeur, une goutte d’eau suffit pour le tuer. Mais quand l’univers l’écraserait, l’homme serait encore plus noble que ce qui le tue, puisqu’il sait qu’il meurt et l’avantage que l’univers a sur lui. L’univers n’en sait rien”[1].

Cuando releo este fragmento del que nos separan tantos años, pienso que ha sabido captar a la perfección qué o quién es el ser humano, independientemente de la calificación temporal, ya que para el pensar hoy es atemporal.

Sigue leyendo

Andrés Moya / Catedrático de Genética en la Universitat de València

Andrés MoyaMemoría y promiscuidad a propósito del futuro posthumano

Cualquier reflexión sobre el futuro de la especie humana requiere una similar sobre su origen y evolución. Nada mejor para vislumbrar el futuro que nos espera que indagar en cómo hemos llegado hasta aquí y qué sinuosos caminos hemos tenido que recorrer, algunos de los cuales acabaron en vías muertas. Cuando examinamos la historia de nuestro género nos encontramos con interesantes hallazgos que pueden ilustrarnos sobre caminos futuros.

Sigue leyendo

David Alvear / Doctor en Intervención Psico-pedagógica. Baraka Instituto de Psicología

David AlvearEn este escrito se plantearán desde una perspectiva bio-psico-social las encrucijadas y retos a los que se ve abocado el ciudadano del siglo XXI. y cómo las actuales investigaciones en neurociencia afectiva pueden ofrecer ciertas pautas de conducta individual y comunitaria para gestionarlas.

Comencemos por lo evidente, el ser humano en la actualidad sigue siendo un homínido con una capacidad craneal aproximada de 1500 centímetros cúbicos y un porcentaje de 80% de cortex en el tamaño total del cerebro. Estas características quizá sean las que diferencian al ser humano del resto de homínidos, generando una mayor masa cortical en áreas sensorio-motoras que entrañan una coordinación motora fina más compleja y una mayor masa cortical en los lóbulos frontales, asociada con conductas empáticas, con la capacidad de generar imágenes mentales y con la internalización de reguladores sociales (valores y reglas sociales), entre otras capacidades.

Sucede que éste homínido (Homo sapiens), evolutivamente hablando, no parece estar completamente preparado para integrar los extraordinarios cambios socio-culturales que le está tocando experimentar, éste fenómeno conlleva ciertos desajustes que se relatan a continuación:

Sigue leyendo