Bárbara Jiménez / Investigadora postdoctoral en Filosofía de la Universidad del País Vasco

Bárbara Jiménez

Pensar como humanos hoy consiste en apelar a la razón olvidada, una vuelta a la reflexión, a la conciencia, a la sabiduría. No es sino gracias a la estabilidad que el bienestar cognitivo nos proporciona que podemos actuar como humanos, esto es, con conciencia social, afecto y cohesión. Se trata de un grito de urgencia a la empatía, la concordancia y la solidaridad perdidas; una apuesta por la recuperación de la prudencia y la sensatez colectivas, interceptadas por las circunstancias de un tiempo adverso a nuestra prosperidad.

Parte de lo que significa ser humano hoy es conocer cómo llegamos a serlo. Busquemos, por ello, el deseo de recuperar la conducta social que evolutivamente nos ha hecho ser como somos hoy. Debemos, en cambio, moderar, equilibrar nuestra biología más individualista y competitiva para hacer frente a un egoísmo que nos es dado, acentuado éste por un contexto social que estimula al individuo, primando las particularidades, insistiendo en lo privativo, señalando la exclusividad.

El ser humano no logra ser consciente de sí mismo si no es gracias a sentirse parte de su todo, esto es, del entorno social. Reflexionemos, concienciémonos, recuperemos, entonces, esa conciencia sobre el bien hacer social que nos ha permitido llegar hasta la actualidad como seres humanos para mirar más allá de nosotros mismos, identificar la buena conducta y formar parte de ella.

Ser humano hoy, en definitiva, consiste en recordar que lo somos.

3 pensamientos en “Bárbara Jiménez / Investigadora postdoctoral en Filosofía de la Universidad del País Vasco

  1. Juan Luis

    ¿Recordar lo que somos tal vez quiera decir que volvemos al humanismo del Renacimiento y como consecuencia de todo ello a la filosofía de la Grecia clásica o a unos valores cristianos con sincretismo de filosofías orientales o tal vez a la filosofía del pragmatismo americano?. Creo que esto no queda muy clara en su escrito y como usted sabe muy bien la claridad es uno de los objetivos de la filosofía. Gracias por su amabilidad y le deseo como buena filosofa, que su búsqueda en los orígenes de las cosas y de los hombres, aporte al conocimiento actual la sabia que necesitaría un Aristoteles.

    Responder
    1. Bárbara Jiménez

      Sospecho que no ha encontrado claridad en el texto porque ha invertido el orden original de las palabras. No propongo “recordar lo que somos”, tal y como usted sugiere, sino “recordar que lo somos”, tal y como indico en el texto.

      Responder
      1. Juan Luis

        Creo que ha sospechado bien y le pido disculpas por ello cuando indica la alteración de las palabras, “recordar que lo somos” es su texto original y la posterior modificación del texto que he utilizado “recordar lo que somos”, posiblemente considerando que el orden de los factores, “que lo” o “lo que” no altera el contenido de la narración;on, ya que tanto los verbo “recordar” y “somos” , están en ambos escritos y tal y como Usted ha narrado su relato están considerados como puntos de inflexión de su texto y son precisamente ellos los que le dan su contenido. Baroja enfadado con su editor, por las correcciones que hacían de sus textos, le preguntó : ¿Como es lo correcto?. Bajo A zapatillas, bajo CON zapatillas, o bajo DE zapatillas. Baroja sabia que lo que daba contenido al texto era el verbo y el sustantivo, no la preposición y a eso era lo que me refería cuando le indicaba que no acababa de encontrar claridad en su texto y por ello le sugería las escuelas filosóficas que le cito. Con reconocimiento y Agradecido por todo.

        Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>